Imagen de un campo de margaritas

Padre Prévost: Testimonios

Testimonios y favores

Publicados en la revista Los amigos de Betania,
edición de enero - febrero 2019


Tapa de la revista Los amigos de Betania, edición enero -  febrero 2019
La revista Los amigos de Betania
es publicada 5 veces por año.


¡Agradecimientos especiales al Padre Prévost!

Yo agradezco enormemente al Señor y también al buen Padre Prévost por un bello favor obtenido, y esto, en presencia de mi hijo mayor que se dice “no creyente”. Nosotros estábamos bloqueados en la carretera a causa de un accidente sucedido más lejos. Mi hijo tenía un examen. ¡Imposible de llegar a tiempo! Entonces en voz alta, yo le pedí al Padre Prévost de abrir el camino delante de nosotros y de hacer un “milagro”. Es lo que hizo. En dos minutos la circulación se hizo más fluida mientras que momentos antes era un embotellamiento que se perdía de vista. Jérémie ha podido llegar en horario para su examen, y yo, yo llegué al trabajo más rápido: Chantal Bérubé, Québec, Qc.

Yo deseaba vender mi auto. Yo confíe esta intención al buen Padre Prévost. Créalo o no, yo la vendí en el espacio de dos días y más caro de lo que yo había previsto. En reconocimiento yo envío una donación. Gracias buen Padre Prévost. Con usted yo no me siento nunca sola. Las personas que me conocen saben la confianza que yo tengo para con este “santo” Padre Prévost: Lorraine Léger, Moncton NB.

Yo envío una donación de reconocimiento por los favores obtenidos por la intersección del buen Padre Prévost. Cada noche yo le pido que continúe a ayudarme como él lo ha hecho siempre. Yo tenía un cáncer. Yo tuve una intervención quirúrgica, pero no he necesitado tratamientos. Ahora todo va bien. Rogad para que yo pueda continuar en salud: Una abonada de NB.

En reconocimiento de los favores obtenidos por la intercesión del Padre Prévost, yo envío una donación. Él ha solucionado una cosa que me ponía muy nerviosa: Una abonada de Bathurst, NB – Aquí envío un abono en reconocimiento por la sanación de mí nieta, J.S., de diez años, que sufría de un problema de constipación desde su nacimiento. Ella está mejor ahora. Continuemos rezando por ella. Gracias Padre Prévost. De su “abuelito”: Z.D., Duguayville, NB.

Yo he obtenido un favor del buen Padre Prévost. En reconocimiento yo abono otra persona: R.B., St-Arthur, NB.

Yo hago una donación en reconocimiento por los favores obtenidos por mis nietos. J.-F ha terminado su curso de soldador en el CCNB, en Caraquet. Él debe ahora encontrar un trabajo. D., ha terminado sus exámenes con una muy buena calificación. Yo soy una abuela qué se siente realizada de ver a sus nietos tener éxito. Yo quiero decir que todo esto no sería posible sin la gracia de nuestro Señor Jesucristo, de la intersección del buen Padre Prévost y de vuestras plegarias. Si, Dios está en nuestra vida de todos los días, mía, la de mis hijos y la de mi marido. Gracias de guiar los pasos de todos, lejos de la droga, del alcohol, etc.: D.E., Bois-Blanc, NB.

Yo tenía que tomar una gran decisión. Yo he recurrido al buen Padre Prévost y yo fui escuchado: L.R., Acton Vale, QC.

Mi bisnieta ha dado a luz a una pequeña niña muy bella. El parto se anunciaba difícil, pero yo intercedí hacia el buen Padre Prévost y la Santa Virgen con gran confianza. Yo fui escuchada. La madre está bien, así como también el bebé y el papá: A.P., Shawinigan, QC.

Mis nietos han tenido un empleo de verano. En reconocimiento yo envío una donación y yo les pido de rezar por otros favores. Yo tengo una gran confianza en el buen Padre Prévost: M.D., Haut Rivière du Portage, NB.

Mi hijo y mi nuera han vendido su casa en Shannon. Mi hijo se encuentra ya en Gaspésie por su trabajo y él ha comprado allí una casa, dónde viven ya su hija y la familia. Yo le había enviado una imagen y un relicario del Padre Prévost para colocar en su casa como yo lo había hecho para mí departamento, que se vendió muy rápido. Yo envío los honorarios de una misa en agradecimiento por la venta de esta casa más rápida que previsto. Andrée y su cónyuge han obtenido un trabajo al final de sus estudios. Muchas gracias buen Padre Prévost por estos favores: C.B., St-Charles Borromée, QC.

Por el favor obtenido, gracias al buen Padre Prévost porque mis hijos están en seguridad por 90 días. Adjunto los honorarios de una misa en agradecimiento y una donación, confiando siempre mis hijos al buen padre Prévost. Gracias: C.B., Québec, QC.

Yo envío tal que prometido, un abono y una donación, en reconocimiento por los favores obtenidos: R.D., Val-Doucet, NB.

Esta es una donación en reconocimiento por los favores obtenidos de mi buen Padre Prévost en quien yo tengo una gran confianza: A.L., Ste-Monique -de-Honfleur, QC.

Aquí adjunto los honorarios de una misa en reconocimiento al buen Padre Prévost. Nosotros deberíamos haber tenido una tormenta desastrosa. Se nos ha evitado de tenerla. Ella se dirigió hacia otro lugar, algunas millas más lejos de nosotros: ráfagas de viento muy, muy fuertes, relámpagos, granizo grueso, vidrios de autos rotos y mismos revestimientos de casas dañados. Yo me había asegurado de poner imágenes del Padre Prévost sobre los marcos de las puertas y de las ventanas rezándole a este buen Padre con gran fe y confianza. Sí, él es poderoso sobre el Corazón de Jesús. Yo le agradezco de todo corazón por su protección: A.R., Rang Saint-Georges, NB.

Yo pasé algunos exámenes en el hospital. Yo obtuve buenos resultados. En reconocimiento yo envío una donación. Gracias buen padre Prévost: G.LeB., Haut-Sheila, NB.

Yo envío una donación por un favor especial obtenido por la intercesión del buen Padre Prévost. Mi hija y mi nieta estaban las dos muy enfermas, han finalmente logrado obtener un turno con los especialistas, y eso, luego de casi un año de espera. Ahora yo tengo la esperanza de que se curen. Yo las confío al buen Padre Prévost: B.L., Granby, QC.

Yo les envío un mandato postal en reconocimiento de la intervención del buen Padre Prévost por un gran favor obtenido, la venta de nuestra casa, que nosotros habíamos tenido mucha dificultad en venderla. Yo no podré jamás olvidar a este buen Padre: R.L., Ottawa, ON.

Yo agradezco al buen Padre Prévost por mi hija. Ella sufre de un cáncer raro en los pulmones, ella necesitará solamente la quimioterapia en comprimidos. Agradeciendo al buen Padre Prévost, yo le pido una curación completa. De su mamá: L.H., Montreal, QC.

Yo le rogué al Padre Prévost para que mi hijo encuentre un trabajo que le guste mucho. Esta semana el empleador lo ha llamado. Él podrá ocupar el puesto para el cual él había aplicado. Yo envío una donación en reconocimiento por el favor obtenido. Gracias buen Padre Prévost. De una mamá: B.D., Maltempec, NB.

Yo les envío una donación para la Causa del Padre Prévost. Yo he obtenido los favores siguientes: primero, la venta de una casa en Florida; segundo, mi nieto pasó de grado; tercero, la intervención quirúrgica exitosa. Gracias por todo buen Padre Prévost: M.P., Montreal, QC.

Yo solicité un favor al buen Padre Prévost, yo he sido escuchado. En reconocimiento yo envío una donación desde el fondo de mi corazón. Yo le rezo cada día. Yo tengo una gran confianza en este buen Padre. Yo le agradezco: T.T., Saint-Sauveur, NB.

Gracias buen Padre Prévost por el favor obtenido y por tener trabajo: C.Saulnier, ST-Irénée-O., NB.

En reconocimiento al buen Padre Prévost por los favores obtenidos, yo me abono nuevamente: B.B., St-Pons, NB.

Un buen número de personas han agradecido también al Padre Prévost y han enviado donaciones o suscripciones
por los favores espirituales o temporales que ellos han recibidos,
sin necesariamente pedir su publicación.




Módulo gráfico con texto informativo